Skip to main content

Muchas veces vienen a nuestra consulta como dentistas en Palma de Mallorca, y no solo como dentistas de urgencias en Palma de Mallorca, personas que han tenido una ruptura dental. No solo motiva su visita el más que probable dolor que producen estas rupturas dentales, sino que les preocupa más aún, si cabe, el plano estético y cómo reconstruir o restaurar la pieza dental.

Cualquier persona puede enfrentarse a una fractura dental o traumatismo dental en algún momento, por lo que es fundamental adquirir conocimientos exhaustivos acerca de estas lesiones. Las urgencias dentales en Mallorca, como un traumatismo, son situaciones frecuentes que abordamos con regularidad en nuestra clínica dental. Por esta razón, hemos creado esta guía que abarca todos los aspectos relacionados con el traumatismo dental, las fracturas y el proceso de reconstrucción. ¿Listo para explorar más a fondo este tema? ¡Acompáñanos y descubre más sobre este asunto!

¿QUÉ ES TRAUMATISMO DENTAL O LA FRACTURA DENTAL?

El traumatismo dental es una lesión común que suele manifestarse después de un golpe o una caída, ya sea en la práctica de deportes, accidentes domésticos o de tráfico. Esta forma de lesión puede abarcar desde laceraciones en los labios hasta fracturas dentales o incluso fracturas en la mandíbula. Las fracturas dentales no discriminan por edades y pueden afectar tanto a niños con dientes de leche como a adultos, lo que significa que cualquier persona está en riesgo de sufrir este tipo de lesión bucodental. Sin embargo, las fisuras y varios tipos de fracturas dentales constituyen la mayor proporción de lesiones por traumatismo dental en los dientes permanentes.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS DE UN TRAUMATISMO DENTAL Y LOS DIFERENTES TIPOS DE FRACTURAS QUE PODEMOS ENCONTRARNOS?

Después de experimentar una lesión que sugiere una posible fractura o traumatismo dental, es esencial buscar la atención de un dentista, ya que cualquier tipo de lesión puede ser considerada una urgencia dental. El odontólogo es el profesional capacitado para evaluar la gravedad de la lesión, un aspecto que algunas personas pueden subestimar, permitiendo que pase el tiempo, incluso días, sin buscar asistencia, sin darse cuenta de que existen diversas formas de fracturas que pueden comprometer tanto el diente como las encías. A continuación, detallaremos las repercusiones y las distintas clases de fracturas:

Erosión del esmalte

La erosión del esmalte se manifiesta como una fractura incompleta, es decir, una grieta o fisura, sin pérdida de sustancia dental. Para su diagnóstico, se recurre a radiografías periapicales para verificar la ausencia de rarefacción apical, fractura radicular o engrosamiento del ligamento periodontal.

Fractura no complicada de la corona

Esta fractura, común en dientes permanentes, se caracteriza por no exponer la pulpa. Por lo general, afecta a un solo diente, siendo el incisivo central superior el más propenso a sufrirla.

Fractura complicada de la corona

Este tipo de fractura afecta el esmalte y la dentina, exponiendo además el tejido pulpar al medio bucal, lo que significa que afecta el nervio del diente.

Fractura no complicada de raíz-corona

En esta fractura, que se extiende por debajo de la línea de las encías e involucra la raíz del diente, no se expone la pulpa.

Fractura complicada corona-raíz

Este tipo de fractura se extiende por debajo de la línea de las encías, afecta la raíz y expone la pulpa. En casos graves, puede llevar a la pérdida total del diente, por lo que el dentista debe determinar el tratamiento adecuado.

Lesiones en el tejido periodontal

Las lesiones en los tejidos periodontales pueden clasificarse según su posición o gravedad:

  • Subluxación: Movilidad del diente debido a la lesión en las estructuras de soporte
  • Avulsión: Desplazamiento completo del diente fuera de la cavidad dental.
  • Luxación lateral: Desplazamiento del diente con fractura de un hueso adyacente.
  • Intrusión: Empuje del diente hacia el interior del hueso.
  • Extrusión: Empuje del diente fuera del hueso.

TRATAMIENTOS PARA EL TRAUMATISMO DENTAL

Dada la variedad de fracturas y traumatismos dentales, cada uno requiere un tratamiento específico. Por esta razón, es crucial que, ante cualquier lesión, acuda de inmediato a su dentista, quien determinará el tratamiento más adecuado de entre las siguientes opciones:

  • Flexible: Indicada para la subluxación, este tratamiento implica el uso de una férula durante al menos 15 días para estabilizar el diente. Se complementa con una dieta blanda y un seguimiento cuidadoso del diente afectado.
  • Reposicionamiento en caso de extrusión: Se realiza un reposicionamiento del diente seguido de la estabilización con una férula durante 15 días. Se monitorea la vitalidad del diente y, en caso de pérdida de vitalidad, se puede recomendar un tratamiento de conducto.
  • En caso de una extrusión: se realiza un reposicionamiento del diente y estabilización con una férula durante 15 días donde se debe monitorear la vitalidad del diente. En caso de que el diente presente una perdida de vitalidad yo como dentista en Palma recomendaría un tratamiento de conducto.
  • Luxación lateral: Implica reposicionar el diente y estabilizarlo con una férula durante un mes, acompañado de una dieta blanda. Luego, se monitorea la pulpa, y si no tiene vitalidad, se realiza una terapia del conducto radicular.
  • Intrusión: Para esta lesión, se pueden indicar varios tratamientos, desde una erupción espontánea hasta reposicionamiento quirúrgico en casos graves.
  • Avulsión: Este tratamiento implica volver a colocar el diente y utilizar una férula durante dos semanas, seguido de un tratamiento de conducto radicular durante 7 a 10 días.
  • Fractura del tejido duro de los dientes: Inicialmente, se estabilizan los fragmentos con una férula, y dependiendo de la gravedad, se puede realizar una extirpación del nervio.

¿CUÁNDO ES NECESARIA UNA RECONSTRUCCIÓN DENTAL?

La reconstrucción dental es una solución odontológica que se recomienda en casos de deterioro avanzado de los dientes debido a caries o fracturas dentales severas. Su indicación se basa en la necesidad de conservar los dientes de manera efectiva y puede realizarse por diversas razones.

Los tipos de reconstrucción dental incluyen:

  • Composite: Indicado para fracturas en la parte de un diente, se aplica una resina en el área afectada para completar y simular la pieza dental, siendo un tratamiento sencillo y efectivo que no afecta la mordida.
  • Carillas dentales: Utilizadas para modificar el color, posición o forma del diente, ya sea de porcelana o composite. Este tratamiento es principalmente estético.
  • Reconstrucción con perno o poste de fibra de vidrio y corona: Indicado después de procedimientos endodónticos, este tratamiento implica colocar una funda sobre un perno o poste de fibra de vidrio para proporcionar resistencia y soporte a la corona.
  • Incrustación dental: Recomendada para molares con un deterioro superficial grave, se trata de un procedimiento mínimamente invasivo que utiliza materiales como la porcelana o el composite.
  • Implantes Dentales: La Solución Actual para Fracturas Dentales Graves. En la actualidad, los implantes dentales son la opción más recomendada cuando una fractura dental amenaza la integridad del diente. En condiciones óptimas, se puede optar por un tratamiento con implantes de carga inmediata, lo que significa que el paciente puede salir de la consulta con los dientes reemplazados el mismo día.