Skip to main content

No retrases tu visita periódica a tu dentista en Palma de Mallorca. La limpieza dental, comúnmente conocida como tartrectomía, es un procedimiento preventivo destinado a eliminar el sarro de los dientes. Se centra en la placa bacteriana que se adhiere a las piezas dentales, siendo efectiva en la mayoría de los casos con el cepillado y el uso regular del hilo dental. Sin embargo, el sarro remanente puede endurecerse y convertirse en un problema que no puede tratarse con la limpieza habitual. Cuando las bacterias y el sarro se acumulan entre las encías y las raíces de los dientes, se requiere un tratamiento más invasivo conocido como raspado dental. Este procedimiento es esencialmente preventivo, pero también puede utilizarse para controlar la enfermedad de las encías cuando ya está presente.

 

La limpieza dental es para eliminar sarro y placa bacteriana de la superficie de los dientes

 

A diferencia de la limpieza, el raspado dental es más invasivo y se realiza solo cuando las bacterias y el sarro han alcanzado las raíces de los dientes. Si no se trata, la presencia de sarro puede dañar la estructura ósea que sostiene los dientes, lo que podría resultar en su pérdida. La prevención de la pérdida dental implica intentar eliminar el sarro acumulado debajo de la línea de las encías. La limpieza dental y el raspado son tratamientos odontológicos distintos, aunque a menudo se confunden. La limpieza dental se realiza para eliminar el exceso de sarro y placa bacteriana de la superficie de los dientes. Durante este procedimiento, se utilizan ultrasonidos para romper el sarro y luego se emplea un cepillo de alta velocidad para eliminar posibles manchas. Esta limpieza deja los dientes libres de sarro y ayuda a prevenir enfermedades de las encías.

 

Limpieza dental en nuestra clínica dental en Palma de Mallorca

 

Por otro lado, el raspado dental es más invasivo y se aplica cuando las bacterias y el sarro han llegado hasta las encías y las raíces de los dientes. Este procedimiento implica limpiar las raíces de los dientes por debajo de la línea de las encías, lo que puede requerir el uso de un anestésico local debido a la sensibilidad del área. Los raspados suelen llevarse a cabo en varias visitas programadas para reducir el malestar del paciente y así lo hacemos en nuestra clínica. En nuestra experiencia de tantos años siempre hemos recomendado a nuestros pacientes que no pospongan demasiado sus visitas a su especialista. Acude a tu dentista en Palma de Mallorca, al más cercano y de confianza, para recibir la asesoría y tratamiento que necesitas en todo momento.

 

En cuanto a la molestia, el tratamiento de raspado dental puede ser incómodo, pero es esencial para personas con problemas periodontales severos o avanzados. Sin embargo, mantener una buena rutina de higiene bucal en casa, junto con visitas regulares al dentista para limpiezas habituales, puede hacer que el tratamiento sea más llevadero y reducir la necesidad de frecuentes intervenciones de raspado dental.

 

El tratamiento de raspado dental se lleva a cabo en varias fases para asegurar una limpieza completa y efectiva:

 

Limpieza de la superficie dental: En esta etapa, se elimina el sarro endurecido y las bacterias que se han acumulado en la superficie de los dientes, alrededor de ellos y en la línea de las encías. Esta limpieza inicial permite acceder a la zona debajo de la línea de las encías.

 

Aplicación de anestesia local: Debido a que el tratamiento puede ser doloroso, se administra anestesia local para adormecer el área y garantizar la comodidad del paciente durante el procedimiento.

 

Raspado por debajo de la línea de las encías: Una vez que se ha aplicado la anestesia, se procede a eliminar el sarro y las bacterias acumuladas debajo de la línea de las encías. Este proceso implica limpiar cuidadosamente las raíces de los dientes para eliminar cualquier acumulación que pueda haberse formado.

 

Somos tu dentista en Palma de Mallorca

 

Es importante pensar que, dependiendo de la cantidad de sarro y bacterias presentes en nuestra boca, el raspado puede requerir varias visitas al dentista para completarse de manera efectiva. Después del tratamiento, es normal experimentar algo de dolor residual y posiblemente sangrado en las encías. El odontólogo proporcionará instrucciones específicas sobre el cuidado posterior y cómo cuidar el área afectada para garantizar una recuperación rápida y efectiva. Te esperamos para tu limpieza dental en Palma de Mallorca.

Leave a Reply